sábado, 5 de septiembre de 2009

LUTO

Los humanos somos, en grandisima parte, sino todo, nuestras relaciones: casado, hijo de, amigo, trabajo en...
Desde hace dos jueves tengo una nueva relación que me identifica: soy huérfano. Medio huérfano, para ser más exacto, de padre en concreto.

Todo está bien. Cómo decía mi hermano todo está bien si se mantiene el escalafón... si son los hijos los que entierran a sus padres y mejor aún ya talluditos. Todo está bien, si la señora de la guadaña pasa a visitar a edades que corresponden y mejor si lo hace sin dejar ningún sufrimiento último.

No de ahora sino de siempre me he preguntado cuanto tiempo se tarda en superar el dolor que deja la muerte de un familiar, de una persona muy cercana. No digo lo de que nunca se olvida, por supuesto, digo la intensidad del acontecimiento (en mi caso menos dolor del que siempre habia pensado, pero si el pensamiento continuo, el recuerdo continuo, la imagen continua en la mente). En estas tierras cristianas nuestras (no sé en otras) estas cosas se "celebran" con un novenario, nueve días... y yo siempre he defendido, sin basarme en nada, la verdad, que si así está puesto de siempre será por conocimiento popular, y que nueve días son un buen tiempo para que se afloje ese dolor, ese duelo.

Ya digo, estos días se me llenan de recuerdos e imagenes buenas, no dolorosas, incluso que producen la sonrisa en la boca. Entre muchas imágenes y recuerdos, describo uno. Mi padre ,entre otras varias aficiones, tenía la de pintar acuarelas (muy bueno, por cierto, aunque nunca quisó pasar el límite de ser aficionado). Su "obsesión", si se quiere decir así, LA LUZ Y EL COLOR. Su mago, Sorolla, y su manejo de la luz. Y en busca del dominio del color, se pasaba horas y horas y horas ensayando "gamas" en cualquier trocito de papel....
Bueno, pues recuerdo en Ávila, siendo yo pequeño, salir todos los días media hora antes de la puesta de sol, para acercarnos al puente del Adaja y hacer una acuarela de la muralla y un palomar que hay frente a ella justo con la luz que tienen los edificios en el mismo instante del crepusculo, en el que todo vira algo a carmín. Esa luz sólo dura 2-4 minutos. Al rato a recoger y a volver al día siguiente a poder seguir con el cuadro otros minutos en el instante indicado.
Las acuarelas son rápidas. Pues esta duró sus largooooooooooooosssssssssss días.

Algo parecido se contaba en la pelicula de "El sol del membrillo" sobre el trabajo del pintor Antonio Domínguez.

Feliz sábado, sábadete.... se me comporten
Saturnino

10 comentarios:

Solecito dijo...

Mi querido Saturnino.

Bien dicen que solo quedan los recuerdos y las memorias, El tiempo es el mejor aliado de curar el dolor que se produce.
pero debemos ayudar ¿Cómo? prueba con recordar esos momentos y agradecer desde el fondo de tu corazón a DIOS por haberte dado a tu padre y tener la fortuna de aprender muchas cosas gracias a el.

Un abrazo y animo!!!

miguel angel dijo...

La gente de antes era muy lista y ponia las cosas en base siempre a algo o en base a lo que mandaba la santa madre iglesia que tambien tenía mucho que decir, pero eso en mi humilde entender no es una ciencia exacta, creo que el dolor dura lo que tarda justo en pasar del, ¿porque nos ha pasado esto? a recordáis cuando ibamos al mercado....si, y las tardes que me hacía pasar el jodio mirando la muralla para pintar un cuadro,..... de todas maneras todo depende de lo traumático que sea el suceso y si como bien dice tu hermano (familia de sabios) se mantiene el escalafón, pues como que la cosa es mas llevadera.
Pues eso Saturnino ánimo y a seguir recordando esos momentos tan bonitos como el de la acuarela, que por cierto es preciosa.
Un abrazo y a seguir como siempre.

Zelenia dijo...

cariño, aunque yo este muuuuuuy lejos, aqui me tienes.

un proceso de la vida más o último, se dice que el ser humano es el único que vive para morir.

Millones de cariños desde mi corazón
besos y abrazos
Zel

SOL dijo...

que bello lo que escribistes, la verdad que pasar un luto asì si que lo hace uno sentir bien, bueno tu eres lo que escribes, eres maravilloso, estupendo y un excelente ser humano...Dios te bendiga y como dicen tus otros amigos, aquì estamos para ti...te quieroooooooooo

Planeta Pol dijo...

Un fuerte abrazo Satur, y que los ratos de tristeza solo sean momentos pasajeros que dejen paso a los buenos recuerdos, que a buen seguro te harán mas llevadero el trago. Animos desde León !!!

El último samurai bancario dijo...

Estimado Satur

Me sentí bastante triste al leer tu post. Quiero transmitirte mi más sincero pésame.

Sé que son momentos difíciles de llevar pero debes de ser fuerte y recordarlo como la gran persona que estoy seguro que era.

Aquí me tienes para lo que necesites.

Un fuerte abrazo amigo Satur.

SATURNINO dijo...

Solecitos y soles, migueles y poles, zelenias y samus... millones de gracias!!

Lusika dijo...

Querido Saturnino,

Me acabo de enterar... lo siento!!

Como dice el texto de "El Tren de la Vida":

"La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en otros..."

Sinceramente... te acompaño a ti a todos los tuyos en el sentimento.

Recuerda que “La muerte no nos roba a los seres queridos. Al contrario, nos los guarda y los inmortaliza en el recuerdo”

Un beso y ánimo

Lusika dijo...

Por cierto... si la imagen de las murallas se trata realmente de un lienzo... ¡estoy sin palabras! ¡Es IMPRESIONANTE! ¡olé, olé y olé!

SATURNINO dijo...

noooooooooooo, la imagen de avila no es la acuarela!!!! es una foto de internet de la vista de la que hablo!!
ni idea a donde fue a parar la acuarela que cito.

Muchas gracias, lusika