sábado, 10 de octubre de 2009

ARQUITECTURA Y CULTURA

Aparte de mil definiciones que podamos hallar de cultura, una de las que siempre más me ha atraído es que cultura es la forma que tienen los distintos pueblos de resolver los problemas que colectivamente se le plantean.
Curiosamente los problemas que se le plantean a los pueblos que nunca han tenido contacto son muy similares: la muerte, el más allá, la crianza de los chicos, la vida colectiva, el alimento, el abrigo, el cobijo, la formación de los nuevos, la celebración y la fiesta,...

Hace unos días visité un pequeño parque temático sobre la arquitectura tradicional de la comarca de Las Arribes del Duero (en Trabanca).

En cada zona del mundo el problema del cobijo, tanto de las personas como del ganado, se ha resuelto adaptándose al clima, al número de personas, al tipo de ganado, a las propiedades, al material de zona, a la forma de vida... como todo ello varía muchísimo, las distintas culturas han dado una maravillosa variedad de arquitectura popular.

En las cercanías de Salamanca, posiblemente la arquitectura popular con mayor sabor es la de la Sierra de Francia (con similitud en todo el Sistema Central). A base de grandes bloques de granito en el piso bajo y otros dos pisos a base de un entramado de madera de castaño (eterna) y pequeña piedra de con argamasa en yeso (creo). El piso bajo para las vacas, el primer piso para la cocina-estar y alcobas (aprovechando el calorcito que desprende el ganado, ya que el problema del olor nunca ha sido problema hasta hace dos días) y el segundo piso de almacén y secadero de grano y carnes. Balconadas y grandes salientes del tejado para proteger de las lluvias y nevadas (es zona de sierra).

Dicen que el otro núcleo de arquitectura vernácula con mayor valor propio en España es la de los pueblos blancos andaluces. No sé mucho de ellos, salvo eso, el encalar las casas al menos una vez al año para desinfección y reflejar la luz consiguiendo con ello casas más frescas.

Más necesidad de fresco necesitan en Almería y Granada, donde se concentra el mayor número de casas-cuevas, que a punto de perderse años atrás, se están recuperando para casas rurales, hoteles, ...

En estas tierras castellanas, de barro y llanura, con poca piedra, las casas son sobrias, muy muy funcionales y a base de adobe de barro y paja. Que bien hecha y mantenida dura fácilmente más de 100 años (cosa que el hormigón y su aluminosis no lo ha demostrado aún). El efecto son casas frescas en verano y calientes en invierno.


En las sierras del norte destacan las pallozas, a base de piedra en su base y grandísimos tejados de madera y paja, que bien colocada, elaborada y mantenida dura entorno a 15 años.


También del norte destacan los horreos, almacenes de grano, en alto, contra la humedad y con el simple invento de la placa de piedra en cada "pata", contra el alcance de los ratones.


En Zamora, en la provincia al norte, grandes zonas están cubiertas de cuevas-bodegas, de tipo familiar, donde producir vino, guardarlo y sobre todo saborearlo con amiguetes y familiares.
(Me acaban de entrar ganas de ir a saborear una merienda a las bodegas del Perdigón, a ver si se me hace este puente).


Vaya.... que aún voy por el preámbulo.... bueno, que en parque temático mostraba la arquitectura popular, básicamente ganadera, de la zona de Las Arribes, tierra muy pobre desde el punto de vista agrícola, dedicado a la ganadería: algo de vacuno, algo de porcino, y más ovejas y cabras (muy buena zona de queso y vino). Por tanto tierra de pastores. Poca tierra y mucha piedra.

Esta gente construia los tapiales de las cortinas con esta peculiar forma (cada piedra tiene su nombre, pero por más que me las repitan...)





Cochiqueras, chiviteros, arrimaderos (para arrimarse en caso de que nos pille un mal tiempo pastoreando el rebaño), cabañas-comedero, potro para herrar,



... y fuentes y puentes y fraguas y caseta de pastores y... bueno que vayáis a verlo... o mejor que abramos el ojo para saborear la arquitectura, la cultura, la tradición....




Y para terminar, otra arquitectura "popular" o más bien os propongo un ejercicio de ingenio: acá pongo una serie de fotos de viviendas de Salamanca, Madrid, Barcelona, Caracas y Valencia (sin ese orden, claro)... ¿cuál es de cuál?. O mejor todavía... a ver quién adivina cómo la cultura actual resuelve el problema del cobijo, tanto de las personas como del ganado y mascotas, cómo se ha resuelto adaptándose al clima (continental, mediterráneo, tropical...), al número de personas, a las propiedades, al material de zona, a la forma de vida...





No sé, pero alguien, hace tiempo nos ha engañado.


Feliz sábado, sabadete.... se me comporten.
Saturnino.

8 comentarios:

miguel angel dijo...

Vaya vaya, o sea que los arrimaderos son la antesala de las paradas de autobús actuales, lo que siempre se ha dicho, lo que inventa el hombre blanco y resulta que como yo digo, esta todo inventao hace pero que mucho tiempo.
Besos y abrazos.

Planeta Pol dijo...

Chula la entrada, y eso que me esta costando escribir el comentario, recien levantado de una noche pasada al calor de las brasas ( y del vino/kalimocho jejeje ) en una de esas bodegas típicas... y si, hace tiempo que nos hemos acostumbrado a las "maravillas" de pisazos que se suelen hacer de forma normal, por parte de nuestros bienamados constructores autóctonos. En fín Pilarín...

El último samurai bancario dijo...

Hola Satur

Un post muy bueno. Me ha gustado mucho el recorrido por las distintas construcciones que refleja el país.

Además algunas de estas construcciones se repiten en otros países y culturas, no sólo los pisos colmenas!!

Un fuerte abrazo

Martina dijo...

Hola Saturn, resulta que este tema de la cultura me encanta. Esa reflexión de adaptación de las viviendas a los entornos particulares es muy adecuada en estos tiempos de globalización. Estamos perdiéndo el norte y la autenticidad. Imagino que a medida que las sociedades crecen y se transforman, surgen nuevas necesidades, de espacio, confort, de estéticismo, etc... cambian los gustos y las preferencias humanas,no sólo en función de las necesidades de los nuevos tiempos, sino también en función de los costos y la disponibilidad actual de los materiales. Es por ello que se investigan nuevas aleaciones y materiales sintéticos, más económicos y con amplia disponibilidad. Estoy a favor de que se estimule la arquitectura autóctona, así como de la preservación de la cultura autóctona de los pueblos, eso es lo que enriquece al mundo!!!, pero debemos resolver el problema Maltusiano de crecimiento de la población humana vs. disponibilidad de recursos.

Besos y abrazos para todos!

Martina dijo...

A propósito, excelentes fotografías Saturn. Acompañan en forma perfecta al texto. La casitas blancas en la loma me recordaron las ubicadas en las islas griegas...y también a una que tenemos aquí solo que no son tan bonitas!

Julio dijo...

Excelente entrada Saturnino! Parece ser que con el crecimiento poblacional y las presiones para reducir costos se ha perdido el sentido original de "la vivienda"...cosas de Le Corbusier y sus amigos...en ese sentido, estoy de acuerdo con lo exprersado por Martina...
Saludos!

Solecito dijo...

Andale. maestro que nota... bueno lo cierto que debo decirlo, te envidiio pero en el buen sentido, es decir que suerte tienes de poder admirar y salir de pata de perro a estos bellos lugares ok, ok, no entendiste lo dire de nuevo. que padre es poder darse un paseo por tan bellos lugares.

Ademas que he aprendido y a traves de las fotos pude disfrutar de la visita.

Gracias, un abrazo..

Sol de Veracruz México.

Nicash Niflow dijo...

Interesante reportaje, si bien las de Zamora no son tierras castellanas sino leonesas, o sea suevos y astures, por eso hay horreos y pallozas, y por eso quedaron sin proteccion oficial