martes, 7 de diciembre de 2010

IDIOSINCRACIA EN LOS SEMÁFOROS

Hola queridísimos amigos, hoy algo para divertirse un poco y reflexionar…
Es curioso, pero comencé a notar que los semáforos peatonales se impregnan de la cultura de cada país. ¿Será que las personas prestan más atención a las señales si se ven retratados en ellas?  Quizás esto no sea deliberado, pero aún podemos afirmar que forma parte del inconsciente del dibujante. Esto pensé mientras me encontraba en Londres. Las personas son muy formales en el trato (demasiada cortesía abruma), desde el señor que barre las calles hasta la reina Isabel. Esa actitud definitivamente se refleja en las señales, basta con mirar la pose de “gentleman” que porta el pictograma de los semáforos londinenses para navegar en estas aguas.



Luego me detuve a observar a los vieneses, ellos andan en forma muy relajada, sin prisa, pues son personas muy programadas, previsibles. La cortesía no es una de sus virtudes, aunque debo admitir que se esfuerzan. Evidentemente no les gusta dar nada por hecho, deben hacer explícito que la señal de paso es tanto para las bicicletas como para los transeúntes, no vaya a ser que confundan su ruta con la del tránsito automotor. Además no necesitan correr, pues si llevan prisa, con apretar el botón de petición del paso es suficiente.


Entonces me detuve a meditar sobre los de mi país, en donde el “muñequito” lo dibujaron literalmente corriendo. Esa, queridísimos amigos, es nuestra forma habitual de hacerlo. Vivimos corriendo, siempre tenemos mucha prisa, transeúntes y conductores. La puntualidad no es una de nuestras características; tanto es así, que las reuniones de cualquier tipo se convocan con media hora de holgura, con la esperanza de comenzar a la hora planeada. Adicionalmente, tenemos el agravante de las espantosas colas que congestionan, al menos, la ciudad de Caracas. No sé a ciencia cierta si tenemos demasiados autos, o las vías son insuficientes. Pero lo cierto es que somos muy temerarios, osados: si advertimos un “chancesito” atravesamos con la luz en rojo, y corremos, corremos para alcanzar la acera de enfrente sin ser arrollados. Pero cuando la luz está en verde también corremos, no solo por la prisa que llevamos, sino porque también estamos en riesgo de ser atropellados por los conductores que aprovechan los “chancesitos” con la luz en rojo cuando no hay fiscales regulando el transito. ¿Que nos estimulará a violar las señales de tránsito?, ¿será que el pictograma no es lo suficientemente fiel a nuestra idiosincrasia? Seguramente nos gusta vivir "la vida loca" como dice la canción de Ricky Martin.  Nuestra pose es encorbada, demasiado relajada, sin estilo, nada que ver con las anteriores, no les parece?



Otra anécdota interesante de destacar es la de Estados Unidos, en donde no se usaban pictogramas ya que daban el lenguaje por dado, es decir, se asumía que todos, ciudadanos y turistas, debían tener la habilidad de leer las señales: “WALK” y “DON’T WALK”. Obviamente esta situación ha cambiado, pues es cada vez más común ver pictogramas en los semáforos peatonales. ¿Responderá esto al incremento de las inmigraciones,?



Y qué diremos de los pictogramas pertenecientes a los semáforos de las dos Alemanias, ambos eran distintos pues fueron diseñados con dos perspectivas diferentes del mundo.  He aquí la referencia. http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Ampelmann.svg

Debo confesarles que pensé que sería una entrada muy particular hasta que me sambullí en el ciber-mar y me encontré con otras personas que por curiosidad habían incursionado en el tema. Encontré multiplicidad de figuras, aquellas que respetan el genero (pictogramas con faldas), con forma de relojes de arena... He aquí una muy particular.
http://aprendiz-de-mucho.blogspot.com/2006/03/semforos-contrarreloj.html

Y... ustedes me dirán de dónde es esta :
http://www.google.es/imgres?imgurl=http://indietravelpodcast.com/wp-content/uploads/trafic-light-square.jpg&imgrefurl=http://indietravelpodcast.com/travelpodcasts/&usg=__OQNuzNVyfd7eyYtN9OvizbMgZ_M=&h=240&w=240&sz=60&hl=es&start=50&sig2=5X4gS21wDMPwrBhB1z98Og&zoom=1&tbnid=lSQ-HoHdds1dKM:&tbnh=121&tbnw=121&ei=5FL-TP-7NoW8lQfjgIHDCA&prev=/images%3Fq%3Dtraficlights%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN%26rlz%3D1T4SUNA_enUS224US226%26biw%3D1259%26bih%3D537%26tbs%3Disch:1&um=1&itbs=1&iact=rc&dur=224&oei=a1H-TJXBAsP68AaA3snsBw&esq=14&page=3&ndsp=26&ved=1t:429,r:3,s:50&tx=79&ty=82

Será que en ese lugar, la gente cruza la calle a salto de rana????



Besos y cariños para todos.

MARTINA

4 comentarios:

SATURNINO dijo...

En Salamanca, los semaforos vienen con pitido para ciegos. Cuando el se pone verde comienza el pi......pi......pi......pi y el muñequito verde se mueve como si estuviera andando. Cuando faltan pocos segundines para que cambie a rojo el muñequito corre como loco y el pi lo mismo pi.pi.pi.pi
Según eso cuál será nuestro carácter.

Por cierto el muñeco vienes o está muy cachas o está pasadito de peso, jeje

ElTioPol dijo...

Como curiosidad, recientemente La Bañeza, cerquita de donde vivo, se ha quedado sin semaforos, al estrenar rotonda en la antigua N-6, p.k. 300

Con lo cual, tambien nos hemos quedado compuestos... y sin muñequitos.

Es un placer estar de vuelta ; )

Julius Caesar dijo...

Jejeje, el comentario de Satur me recuerda que los semaforos japoneses tambien tienen sonido, aunque en su caso es una cancion infantil tradicional...estuvo simpatica la entrada!

SATURNINO dijo...

Ostras Julius!!! qué idea me has dado!! voy a ver si hablo con el ayuntamiento y pongo un negocio de publicidad: anuncios en los semáforos!! jeje