jueves, 5 de julio de 2012

Una historia de amor

Entonces el profesor de lengua dice: Una vez que una mujer ama con todo el corazón y ese amor termina en desdicha, por mucho que después desee amar, por mucho que se esfuerce, no podrá volver a amar jamás de la misma manera, jamás podrá amar como amó la primera vez. Y mi mente recordó una historia...

Una vez amé con el alma, 
entregué mi corazón, 
fui feliz un tiempo,
pero el amor me falló.

El alma sincera,
amó sin pensar,
y una triste historia
va a comenzar.

Se amaron sin medida,
se amaron con prudencia,
se amaron profundamente,
pero hubo insuficiencia.

La juventud de un alma,
la experiencia de la otra,
se traicionaron sin darse cuenta
y cayó la tristeza.

La desdicha me inundó,
la desilusión, la oscuridad,
me atacaron por la espalda
y el cielo se nubló.

Tres años pasaron;
un día el alma joven,
vio el cielo despejar,
la comprensión llegó
y la herida comenzó a sanar.

Nuestras almas se volvieron a encontrar,
la mía con más experiencia,
la tuya con más comprensión,
y juntas se dijeron:
"nunca te dejé de amar"

El alma sincera,
amó sin pensar,
y una triste historia
llega a su final;
ahora es alegre
pero aún no ha de terminar...

La clase terminó, poco a poro fui recogiendo mis cosas con una sonrisa en los labios, esta tarde nos veremos...

Bella y Poderosa
Júpiter

4 comentarios:

Zelenia dijo...

Que historia tan bonita (:

Elbert Valentin dijo...

Qué buen post, me alegró el día n__n

SATURNINO dijo...

"Al final todo va a acabar bien y si no acaba bien, es que aún no es el final"

(de la peli "el exótico Hotel Marigold")


¡Qué cosas fluyen en las clases de lengua!

Júpiter dijo...

Me encanto la frase Satur! muy adecuada.

Si vieras lo que pasa en clase de lengua, fluyen historias, cuentos y viajes a la inmensidad, todo un abanico de posibilidades, sobre todo con una buena tormenta de nieve en el exterior!