jueves, 11 de diciembre de 2008

Conde Henry Russell


¿Alguien piensa que todo en esta vida tiene su precio?.
Pues bingo, no solamente ahora se ponen a la venta cosas raras y se compran, internet ha facilitado mucho esta práctica y se pueden ver a la venta las cosas mas curiosas y raras que uno se puede imaginar, pero no os voy a hablar ahora de la compra y venta por internet sino de una compraventa o una concesión de lo mas extraño que se puede uno imaginar.
El conde Henry Russell fue uno de los pioneros del montañismo en el Pirineo aparte de recorrer todo el mundo (lo de ser aristócrata facilitaba mucho las cosas, esto no ha cambiado) y tenía verdadera pasión por una montaña, el Vignemale o Comachibosa,

tampoco es de extrañar pues el Vignemale es una montaña preciosa sobre todo si se mira su cara norte, a la cual se accede por Cauterets, este pueblo es un lugar tranquilo, bonito y señorial, tuvo su apogeo con el termalismo y aun se conservan todos los edificios antiguos y balnearios, paseando por sus calles se tiene la sensacion de vivir en otra época, también para los mas aficionados y aficionadas al ciclismo es el lugar donde ganó su primera etapa del Tour de Francia nuestro gran Miguel Indurain cuando aún corría para el equipo Reynolds y últimamente por haber sido detenido alli Txeroqui.
Pues a lo que vamos, este señor conde estaba enamorado de esta montaña y al final de su vida montañera el gobierno francés se la vendió o se la concedió por 99 años (¿para que tanto?) y no se le ocurrió mas que irse a vivir alli, se hizo construir varias cuevas y pasaba alli largas temporadas, el pico en cuestión mide 3.298 mts, y como el conde era conde, pues tenía sus manías de grandeza y quiso que llegara a los 3.300, mando a sus criados colocar una torre de piedras que duró lo que tardó en llegar la primera tormenta y no contento con eso les mando repetir y volvió a ocurrir lo mismo, asi que desistió y dijo algo asi como que lo que la naturaleza habia hecho, bien hecho estaba. Mejor nos iría si todos hicieramos lo mismo ahora.
Yo estuve en la cima de esta montaña en junio del 2006 y lo mío fue subir y bajar en el día pero tampoco me habría importado estarme alli en una de las cuevas algun día más, todavía se conservan en la roca y la que esta más cerca de la cumbre tiene un acceso dificil por el retroceso del glaciar que la ha dejado en alto, las otras se pasa al lado de ellas en la ascensión y las dedican a meter ovejas y algún que otro desesperado como refugio casual



.
Aqui os pongo un poco de la biografía de este personaje y algunas fotos de la ascensión que realice yo y otra de una estatua que tiene en Gavarnie (este sitio tambien tiene una entrada o dos) que esta colocada justo mirando al glaciar y la cumbre de la montaña.

http://carlosbravosuarez.blogspot.com/2008/02/henry-russell-el-enamorado-de-los_28.html

http://www.centroexcursionistaribagorza.com/noticias.php?notid=25

http://www.hinojal.arrakis.es/Rutas/Vignemale2008/Vignemale.htm

También su cara norte ha sido escenario de una de las hazañas del pirineísmo la ascensión del Couloir del Gaube, un corredor en mitad de la cara norte, mitad hielo mitad roca que tardó en repetirse nada más ni nada menos que 38 años, aqui tenéis la historia:

http://personales.ya.com/muntanya/articles/gaube.htm

Solamente deciros que esta ascensión se realizo en 1889 y la primera repetición en 1927, asi que con los materiales rudimentarios de la época y viendo este video os podéis hacer una idea de lo dificil que tuvo que ser aquello.






Bueno y espero no cansaros con tanta montaña, pero desde la mesa es mas relajado que como lo hacían aquellos personajes y lo hacemos ahora, aunque los materiales y los medios de transporte han cambiado toda la filosofía de la montaña y en cierto modo la han prostituido, pero en general nadie nos resistimos a las comodidades modernas aunque en el bar y en las tertulias reneguemos de ello.
Pues eso que por hoy ya vale,
Un saludo a todo el mundo del espeso


JUPITER

3 comentarios:

xavi dijo...

No veas como te gusta; lo cuentas como si lo vivieras alli y eso es de agredecer para el lector.
Fuerte abrazo de MERCURIO.

SATURNINO dijo...

¡¡¡que no cansaaaaaaaassssssss con el montañismo!!! ¡qué es una gozada! y para los mortales la única forma de acercarnos es mirando.

¡¡Está bien el empeño por redondear la altura de la montaña!! y menos mal que se dio por vencido, de lo contrario me imagino a sus mandados hasta las narices de hacer casetitas de dos metros.

Oye eso que dices al principio de que el montañismo sigue siendo cosa de aristócratas te ha quedado muy a la altura, jeje

Adios señor marques

VENUS dijo...

Este jupiter es un enamorado de la montaña,da gusto leerte hijomiodemialma.....besos ,besos y mas besos