sábado, 6 de diciembre de 2008

CONTRASTES

Hace unos días vi una maravillosa exposición de Basilio Martín Patino, "Espejos en la niebla". Un montaje videográfico a base de contrastes que te meten en una historia, en un ambiente y en una época.
Tal vez un día os hable de ella. Pero no hoy. Hoy voy con dos personajes secundarios que allá salieron.

Nunca me ha gustado la clasificación de la gente por su lugar de nacimiento, me parecen cliches absurdos: los alemanes cuadriculados, los franceses creidos, los italianos locos...
Pero si algo sí me creo (puede que también identifique a todos los pueblos del mundo, no lo sé) es que los españoles, o muchos españoles, al menos, son extremos... lo que se lo toman se lo toman a fondo: país de santos y anarquistas, país de misioneros y quijotes... y al tiempo de contrastes y de contrastes enfrentados.
También es cierto que entre esos extremos y contrastes.... la gran mayoría: sanchopanzas.
Fruto de ello, pudo ser la guerra civil. La peor guerra civil que ha conocido el mundo en su historia. En la que los sanchopanzas se vieron arrastrados por dos extremos.
En ningún país probablemente se haya conocido una tradición tan rancia como la española y en ninguno (esto sin duda) ha estado "gobernando" el anarquismo.

Pues traigo a la palestra dos personajes de Salamanca de esa época de España. Mejor sin comentar, tan solo sus declaraciones.

GONZALO DE AGUILERA Y MUNRO, CONDE DE ALBA DE YELTES.
Terrateniente salmantino. Portavoz de los Nacionales durante la Guerra Civil. Dicen que era muy inteligente, muy culto, poseedor de una amplísima biblioteca y conocedor de nueve idiomas... otra cosa es que, como podéis leer a continuación, todo ello no le luciera mucho. (Ahora sus declaraciones se han hecho famosas por el sumario de Garzón sobre los represaliados del franquismo).

"Todos nuestros males vienen de las alcantarillas. Las masas de este país no son como sus americanos, ni como los ingleses. Son esclavos. No sirven para nada, salvo para hacer de esclavos. Pero nosotros, las personas decentes, cometimos el error de darles casas nuevas en las ciudades en donde teníamos nuestras fábricas. En esas ciudades construimos alcantarillas, y las hicimos llegar hasta los barrios obreros. No contentos con la obra de Dios, hemos interferido en su voluntad. El resultado es que el rebaño de esclavos crece sin cesar. Si no tuviéramos cloacas en Madrid, Barcelona y Bilbao, todos esos líderes rojos habrían muerto de niños, en vez de excitar al populacho y hacer que se vierta la sangre de los buenos españoles. Cuando acabe la Guerra destruiremos las alcantarillas. El control de natalidad perfecto para España es el que Dios nos quiso dar. Las cloacas son un lujo que debe reservarse a quienes las merecen, los dirigentes de España, no el rebaño de esclavos" (declaraciones a un periodista norteamericano)

"El gran error que han cometido los franquistas al empezar la Guerra Civil Española ha sido no fusilar de entrada a todos los limpiabotas. Un individuo que se arrodilla en el café o en plena calle a limpiarte los zapatos está predestinado a ser comunista. Entonces ¿por qué no matarlo de una vez y librarse de esa amenaza?" (entrevista con el periodista inglés Peter Kemp)

"Son como animales, ¿sabe?, y no cabe esperar que se libren del virus del bolchevismo. Al fin y al cabo, ratas y piojos son los portadores de la peste. Ahora espero que comprenda usted qué es lo que entendemos por regeneración de España... Nuestro programa consiste... en exterminar un tercio de la población masculina de España. Con eso se limpiaría el país y nos desharíamos del proletariado. Además también es conveniente desde el punto de vista económico. No volverá a haber desempleo en España, ...¿se da cuenta?." (entrevista con el periodista norteamericano John T. Whitaker)


(Para que no diga Sol que siempre hablo de España, ahí va un enlace que relaciona este personaje con el antichavismo:
Los Aguilera o la culpa de todo la tienen las cloacas)

Acabada la guerra Gonzalo de Aguilera se retiró a su finca, desilusionado del franquismo, porque él había luchado para la vuelta de la monarquía.


En las mismas épocas, caminaba por Salamanca y moría en ella Miguel de Unamuno, escritor, filosofo existencialista y Rector de la Universidad.

Es archiconocido el enfrentamiento con el general Millan Astray, pero me sigue emocionando.

El 12 de octubre de 1936 en la apertura del año académico y coincidien con la Fiesta de la Raza varios oradores habian soltado patochadas contra los enemigos de la patria y Unamuno no pudo aguantar y solto un discurso no preparado "Se ha hablado aquí de guerra internacional en defensa de la civilización cristiana; yo mismo lo hice otras veces. Pero no, la nuestra es sólo una guerra incivil. (...) Vencer no es convencer, y hay que convencer, sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión. Se ha hablado también de catalanes y vascos, llamándolos anti-España; pues bien, con la misma razón pueden ellos decir otro tanto. Y aquí está el señor obispo, catalán, para enseñaros la doctrina cristiana que no queréis conocer, y yo, que soy vasco, llevo toda mi vida enseñándoos la lengua española, que no sabéis...".

Millán Astray no aguantó más y soltó un "Viva la muerte" "¡Cataluña y el País Vasco, el País Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación! ¡El fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí!".

Unamuno tomó de nuevo la palabra: "Acabo de oír el grito necrófilo e insensato de ’¡viva la muerte!’. Esto me suena lo mismo que, ¡muera la vida!’. Y yo, que he pasado toda la vida creando paradojas que provocaron el enojo de quienes no las comprendieron, he de deciros, con autoridad en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. Puesto que fue proclamada en homenaje al último orador, entiendo que fue dirigida a él, si bien de una forma excesiva y tortuosa, como testimonio de que él mismo es un símbolo de la muerte. ¡Y otra cosa! El general Millán Astray es un inválido. No es preciso decirlo en un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero los extremos no sirven como norma. Desgraciadamente, hay hoy en día demasiados inválidos. Y pronto habrá más si Dios no nos ayuda. Me duele pensar que el general Míllán Astray pueda dictar las normas de psicología de las masas. Un inválido que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, que era un hombre, no un superhombre, viril y completo a pesar de sus mutilaciones, un inválido, como dije, que carezca de esa superioridad de espíritu suele sentirse aliviado viendo cómo aumenta el número de mutilados alrededor de él. (... ) El general Millán Astray quisiera crear una España nueva, creación negativa sin duda, según su propia imagen. Y por ello desearía una España mutilada...

Millán: "¡Muera la inteligencia!".

Pemán: "¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!".

Unamuno: "¡Éste es el templo de la inteligencia! ¡Y yo soy su supremo sacerdote! Vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Yo siempre he sido, diga lo que diga el proverbio, un profeta en mi propio país. Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta; pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil pediros que penséis en España".

Carmen Polo, la mujer de Franco cogio a Miguel y con su guardia personal le acompañó a su casa evitando una tragedia segura.

Al dia siguiente se le destituyó como Concejal del Ayuntamiento y como Rector de la Universidad.

Unamuno murió repentinamente, la mañana de nochevieja de ese año.











Felíz sábado, sabadete... se me comporten.

SATURNINO

5 comentarios:

SATURNINO dijo...

Uffffffffffffff qué insoportable coñazo he soltado.
Claramente se me han ido los dedos y la cabeza
¡¡¡Perdón!!!!

El último samurai bancario dijo...

Para nada ha sido un coñazo. Es más, creo que ha sido muy didáctico. Muestra a las claras la forma retrógada de pensar de toda una época.

Buen post.

Saludos

miguel angel dijo...

en toda una epoca y si te descuidas ahora pasa lo mismo, que algunos aun quieren resucitar estas dos españas de fandango y pandereta, lo que siempre me ha parecido es que los terratenientes y gente parecida querian todo para ellos, incluida la cultura y cuanto mas inculta era la gente mejor se la manejaba,
para ellos todo, incluida la mujer del obrero y la hija si podia ser, y sino mirar la peli "Los santos inocentes" el señorito, que es un contraste total dentro de esta España de contrastes, le pusieron en el papel de señorito joputa al Juan Diego que es una persona de las mas comprometidas que hay en este país, pero España entera es un contraste,
norte-sur, agua-sequía (y ponen el regadio ahi), etc..........
de los que defienden sus "ideas" con las armas mejor ni hablar, es lo mejor que se puede hacer con ellos y sino daros cuenta del tiempo que ha estado el Otegui en la carcel y no se ha dado ninguna noticia de el, que bien nos ha ido
y me parece que al final escribo mas que tu saturnino y aqui los coñazos ni uno, que esto es la historia viva de este pais, a proposito de tu entrada la señora del pazo de meiras fue la que salvo la vida de Unamuno, joder que de contrastes
saludos de Jupiter

manoli dijo...

Ojala todos los coñazos fueran como tus post,enhorabuena satur,una entrada muy interesante,como todas las tuyas,me ha encantado,y que sabio era Unamuno,me ha gustado eso de " vencereis pero no convencereis"....
Besos



VENUS

SATURNINO dijo...

Dios mío que sábado más largooooooooooooooooo...
Esto está completamente desorbitado!!!